No voy a China por tu culpa, Cobos !!!

Partamos de lo obvio: “El gobierno necesita el Fondo del Bicentenario, si o si, removiendo todos los obstáculos que se le interpongan, verbigracia Redrado y Cobos”. Este Enero es clave para recuperar autoridad e iniciativa, por que el desgaste es grande e impredecible en su devenir, los tiempos han cambiado y como “cocodrilo que se duerme, se convierte en cartera” los Kirchner han decidido, ir por todo, salga “pato o gallareta”.

Después de 7 años de hegemonía, analizar su estilo de gobernar es ocioso, pedir que lo cambien es más que ocioso, “añudo es que lo fajen, al  que nace barrigón”….Genio y figura es hasta la sepultura !!!

Y esta es la situación, estamos en presencia de las batallas finales, por mantener el poder o perderlo para siempre, todo lo demás es anecdótico, hasta ir a China es anecdótico, un interlocutor devaluado no sirve para la negociación, si el poder interno está complicado, para que viajar 10 días a China, si los chinos saben de la debilidad y no van  a pasar de un “trato cortés” esperando “desensillados hasta que aclare”.

Ceder para ganar es un axioma de la política, obvio, ceder lo menos, pero ceder…por que cuando “las papas queman y el horno no está para bollos”, la intransigencia solo produce nuevos conflictos, por eso es saludable que el gobierno busque salir de la encerrona en la que solo se metió, por su estilo…por su estilo.

Néstor Kirchner, que no se toma vacaciones cuando del poder se trata, ha decidido que es tiempo de actuar a fondo, de allí la Conferencia de prensa de Cristina, cuyo saldo es el “parte de guerra a Cobos” para voltearlo o herirlo…“Si queremos seguir gobernando, vamos por Cobos, el primer desobediente, por que de seguir así, hasta los ordenanzas de casa de Gobierno, en poco tiempo, nos esconderán el café” le dijo Néstor a Cristina y dio por iniciado el Operativo “Muerte al obstructor”.

Cierta vez Perón le preguntó a su interlocutor…“Ud es político o ideólogo, si es político vamos bien, si es ideólogo, no hablemos más por que la política se dirime por la razón y el pragmatismo y la ideología por la fuerza” …esto es lo que estamos viviendo, la batalla entre la política y el mesianismo…la cuerda está tensada !!!

Anuncios

La jabonería de Vieytes..versión bicentenario

 

Juan Hipólito Vieytes es uno de los personajes patrios, que casualmente forman parte del “Fondo del Bicentenario” que nos legó la revolución de mayo, banalmente recordado por “la jabonería…el lugar de la conspiración”,cuando en realidad fue un estratega e ideólogo de la revolución patria y como la historia cuando se repite no lo hace como tragedia sino como comedia, pasa a ser un símbolo de los días que estamos transcurriendo…los de la comedia, de este enero bicentenario.

La reunión de la bicameral de ayer es patética, una reunión entre 8 versus 8, es la crónica de un final anunciado…el putearse por el putearse, una reunión onanista y al pedo, falto MAGIA, “el abc de la política” para resolver los conflictos, en relidad este no es un tiempo de resoluciones sino de “escalada” de las posiciones y los enfrentamientos, son escarceos de la lucha por el poder de cara al 2011 y todo tema que aparece se inscribe en esta lógica de oficialismo versus conspiradores.

Hace minutos el juez de nueva york Thomas Griesa “acaba de suspender el embargo” llamando a una concertación de la clase política argentina ????????!!!!!!!!!! le puso MAGIA al asunto, mientras en estos lares hablamos de Judas Iscariote (Cobos), embargador serial (Griesa),jueza delivery (sarmiento) okupa (redrado), la jabonería de Vieytes…versión bicentenario.

El tema aunque parezca complejo es simple…hasta diciembre de 2009 el gobierno se manejaba a discreción, el cambio de las mayorías parlamentarias hace que ahora, enero de 2010, “tenga que pedir permiso,y eso le jode” y esto es lo que pasa…nada más ni nada menos que esto !!! , la joda es seguir tirando la cuerda, cuando lo que se impone es “barajar y dar de nuevo”

Posdata: La actitud de Redrado es insólita, sus declaraciones son autistas..”soy profesional, soy profesional!!”, se me ocurre que “la cabeza de Martín” va a ser el primer paso para resolver el conflicto.

Posdata II: la lista de los hábiles declarantes por estas horas es una cola que tiene los kilómetros del Dakar

Martín Redrado…”Si te he visto, no me acuerdo”

Es obvio que en el Fin de Año en Calafate, Kirchner y la Presidenta pergeñaron “darle el toque a Redrado del BCRA” ,el desenlace mortal de Sandro, lo postergó hasta el Día de Reyes y ahí lo ejecutaron fieles a sus estilos, “los funcionarios son empleados” que obedecen órdenes y cuando muestran “matices diferentes”…“Si te he visto, no me acuerdo”.

Así lo hicieron durante casi 7 años y les fue bien, pero es obvio que “los tiempos han cambiado” y ya los ayer empleados, no aceptan du destino de forros y se rebelan, tal el caso de Héctor Martín Pérez Redrado, nombre artístico de este joven economista de 48 años, que ya tuvo una “conducta similar” cuando Cavallo lo echó del mercado de Valores durante el gobierno de Carlos Menem, en esa oportunidad también “se atrincheró” (no lo sabías Néstor cuando lo nombraste ?)

Redrado repitió su modus operandi y el gobierno, cual elefante en un bazar, actuó sin cuidar ni medir las formas, pagando, como va a serlo, los costos políticos de este zafarrancho institucional y Redrado queda como la víctima inmolada en defensa de los “ahorros del pueblo argentino” y el 2010 recién acaba de amanecer, el recalentamiento político que se preveía para marzo, por obra y gracia de los Kirchner se adelantó en dos meses.

Verano caliente nos espera y “judicialización de la política” en altas dosis por que el rio está revuelto y los pescadores que estaban de vacaciones, regresan prestos a Buenos Aires en busca de sus ganancias.

El Congreso nacional que actuó como escribanía durante los últimos siete años pasa a ser epicentro de este conflicto que pinta como la batalla Kirchner versus Cobos, en este mediodía del 8 de enero.

Martín Redrado con su no renuncia reedita el voto no positivo de Cobos,como aquél fue una bisagra en el 2008 que llevó a la derrota del oficialismo en el 2009, éste preanuncia un tiempo de conflictividades, en medio del cansancio social huérfano de armonía, la gran virtud ausente en la Argentina del Bicentenario.