Felices Pascuas en vísperas del 24 de marzo del ’76

felices-pascuas.jpg 24-de-marzo-de-1976.jpg

Como sucede con los eclipses que se repiten de tanto en tanto, en las superposiciones de la tierra, la luna y el sol, del mismo modo la Pascua de Resurrección, tiene cita de tanto en tanto con el Golpe de Estado de 1976 y paradójicamente la Pascua alude a la reconciliación y el Golpe al desencuentro.

En el ’76 el golpe sucedió en vísperas de las Pascuas, en el ’87 durante la rebelión carapintada por los juicios a lo militares del ’76, Alfonsín selló para siempre esta unión de la reconciliación y el desencuentro con la histórica…”Felices Pascuas, la casa está en orden” y en este 2008 se vuelven a juntar estos elementos del eclipse argentino…hoy es Pascuas y mañana 24 de marzo, dos realidades totalmente contrapuestas, que muchos aprovechan para vivir unas “minivacaciones”, como si se tratara de dos festejos, la reconciliación y el desencuentro…(siniestro el tema).

Los desencuentros personales, sociales, nacionales generan heridas abiertas, que sangran, que duelen, difíciles de ser olvidadas y perdonadas, hablan de ausencias, de silencios, de intransigencias, de egoismos, de ombliguismos, de fundamentalismos, de amores captativos no dativos…los desencuentros generan soledades, aunque parezca raro, en los desencuentros no hay ganadores y perdedores, hay sólo perdedores.

Las reconciliaciones personales, sociales y nacionales son las curas de las heridas, el secreto de la reconciliación no es eliminar la herida, sino curarla, la herida está producida, se trata de parar la sangre y aliviar el dolor…pero el tema es “dar el paso” hacia el otro, no hay reconciliación sin búsqueda del otro, sin mutuos reconocimientos de errores, de responsabilidades compartidas, no es fácil, es todo un desafío a las “grandezas” personales, sociales y nacionales.

Es probable que para pasar del desencuentro a la reconciliación se requiera de mediaciones, de intermediarios que propongan la armonía y convoquen a la grandeza…Hoy es el día de la reconciliación, mañana el del desencuentro, hoy se piensa en el amor, mañana se recuerda el odio…es necesario e imprescindible para recuperar la armonía nacional…que broten mediadores para no vivir tan seguido el eclipse … de Felices Pascuas en vísperas del 24 de marzo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s