Internas argentinas…primarias norteamericanas

vacaciones3.jpg votar.jpg 

Aunque las urnas no garantizan la democracia, no hay democracia sin urnas de allí que el elegir, “metiendo el voto” sea requisito ineludible para la selección de los representantes políticos, tanto aquí en Argentina, como allá en Estados Unidos.

Todo igual pero distinto…el sistema norteamericano con los azules demócratas (el burro) y rojos republicanos (el elefante) y a veces con algún candidato independiente, realiza una preselección, denominada las primarias, se va votando estado por estado durante seis meses y se van descartando los aspirantes, el que más delegados junta, es proclamado candidato oficial, en una mediática y bullanguera convención partidaria y luego empieza la campaña contra el otro candidato, campaña que dura dos meses, se elige el presidente en una elección, sin voto obligatorio sino por inscripción y el ganador pasa por una transición de otros dos meses antes de asumir el 20 de enero, cada cuatro años, con la posibilidad de una sola reeleción en su vida y luego a “casita” armar la biblioteca de su/sus mandatos, inaugurar la fundación propia y recorrer el mundo, dando conferencias a un costo no menor de 50.000 dólares por exposición.

Los que fueron perdiendo durante las primarias, se suman al carro del triunfador, manteniendo la unidad partidaria, el ganador por lo general elige su vicepresidente entre los derrotados más luchadores y de mejor imagen…y esto desde hace décadas y décadas.

En la Argentina, el deterioro de los golpes de Estado contra la democracia, ha ido cambiando las reglas de juego constantemente, las cartas orgánicas de los partidos prevén elecciones internas para elegir sus autoridades y para nominar a sus candidatos, sacada la Unión Cívica Radical y ahora no tanto, los partidos han empezado a designar sus candidatos ” a dedo”, en el peronismo la última interna partidaria para elegir candidato a presidente fue hace 20 años, en 1988 Menem versus Cafiero y después nunca más, desde entonces cada vez se utilizó una fórmula más confusa y antidemocrática, aun así el justicialismo ha mantenido el poder en la Argentina.

Pero en este 2008, al tiempo que EEUU vive sus primarias, nuestro querido Néstor ha decidido democratizar el Partido Justicialista y convocar a elecciones internas partidarias para mayo o junio de este año y presentarse como candidato a presidente del mismo, el objetivo, muy simple y necesario…Cristina en el gobierno, Kirchner al poder, dando forma a la nueva entente de la política argentina, la bicefalía del poder…la presidenta conduce el gobierno, Néstor conduce el Estado desde su lugar de presidente del partido mayoritario argentino.

Ya los funcionarios que actuan de voceros han salido a respaldar la idea…el tiempo dirá si ha empezado un nuevo tiempo más democrático o ha empezado una nueva y más férrea acumulación de poder.

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s