Nadie se baja del caballo…

         caballo-bottero.jpg

Es tan claro para todos que el gobierno de Cristina Kirchner es continuidad del de Néstor Kirchner que por las dudas, nadie se baja del caballo, en el presente político de la Argentina.

Suele ser un clásico que luego de una elección presidencial, se conceda al ganador, un tiempo de gracia, para que éste disfrute de su luna de miel con el poder, y se regocije con las mieles de los primeros cien días, los más lindos de todo el período, por la novedad y por que los adversarios aplican el célebre dicho de la política, que aconseja a los derrotados, “desensillar hasta que aclare”,pero nada de eso está sucediendo aquí y ahora.

El Presidente Kirchner, acaba de hacer público, que no da un paso al costado y que se lanza raudo a dedicarse “al armado” de una estructura política que sustente el poder de su mujer en el gobierno…Elisa Carrió, desde Punta del Este, informa que no se retira de la carrera presidencial, sino que va a volver a ser candidata, honrando el 23% de los votos que obtuvo en Octubre…los diputados “disidentes” de la Coalición Cívica, no se van de vacaciones a rumiar su enojo, sino que se organizan en bloque para ocuparse de “la agenda política de la vida cotidiana”…el sindicalismo se reune para organizarse frente a la convocatoria a un Pacto Social…Macri y Scioli comienzan a bailar el “minué” del unirse y separarse, siempre con la mirada puesta en el 2011…el mismo Alberto Rguez Saa acaba de lanzar en Rio Tercero su candidatura a presidente para dentro de cuatro años…es decir, nadie se baja del caballo.

Y por qué lo hacen, por qué nadie desensilla, y la respuesta es simple, por que no hace falta esperar hasta que aclare, ya todos saben, el oficialismo y la oposición, cuál es el rumbo, del gobierno que viene, es continuar con el mismo esquema de poder, con la misma estrategia de acumulación, con las mismas tácticas políticas (ya Scioli fue “apretado” para que no se reuna con Macri, por ejemplo) pero en el marco de un horizonte, que en lo económico, no pinta tan favorable como en los últimos cuatro años, por lo tanto “se avecinan” aguas con turbulencia, y nadie se baja del caballo y es más, nadie está dispuesto a cambiar de caballo a la mitad del río, por miedo a ahogarse.

Peeero, siempre lo hay…alguien cambió de monta, si…si, el kirchnerismo lo hizo, y la pregunta del millón es, si la nueva monta será mejor, igual o peor, por lo tanto nadie se baja del caballo, para intentar galopar al lado y no retrasarse en la carrera y aprovechar cualquier descuido o traspie de la presidenta, para mostrarse y posicionarse como alternativa de poder, frente a la atenta opinión pública.

Estamos a las puertas de un verano, a orillas del mar, con ojotas y en malla, pero arriba del caballo.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s